María Magdalena Clua

Turismo Prom. 2011

Las prácticas profesionales no sólo permiten una más rápida incorporación al mundo laboral, sino que son una excelente manera de testear a qué nos queremos dedicar en el futuro.

¿Cómo llegaste de tu país, Argentina, a Deusto?

Primordialmente fue cuestión de raíces, de admiración por mis antepasados, de seguir de alguna forma sus pasos. Argentina es un país, donde la mayor cantidad de la población procede de inmigrantes europeos.

Mis bisabuelos nacieron en Euskadi, mis abuelos fundaron una Euskal Etxea en La Plata, la cual preside hoy en día mi papá, y como es de imaginar, me críe ahí. Desde muy pequeña estuve involucrada en todas las actividades: pelota paleta, danza, coro, festejos de San Fermín…en fin, intentando revivir la identidad de mis raíces.

Así que, cuando cumplí 18, decidí dejar de soñarla a distancia, y empezar a vivirla. Comencé mi primer año de turismo en mi ciudad natal, y luego me fui para Bilbao.

Investigué acerca de universidades reconocidas en materia de turismo, y la Universidad de Deusto fue mi primera, y sin duda, mejor opción. Además, mi padre también realizó una Maestría en Deusto, así que ya tenía buenas referencias.

¿Cómo fue tu llegada a Bilbao? Encontraste muchas diferencias / dificultades con respecto a Argentina?

Sinceramente mi llegada a Bilbao fue muy buena. Diferencias encontré muchísimas, a nivel cultural, aunque la que más me preocupaba, que era la relacionada con la gente, es decir con poder entablar relaciones sociales, fue gratamente sorprendente.

Las dificultades más que nada fueron sortear obstáculos personales, ya que el desarraigo es difícil, y más aun debiendo trabajar. Me costó mucho sacrificio estar tan lejos de mi familia, amigos, en definitiva de mi país. Por suerte el afecto de mi entorno cercano en la Facultad me permitió sentirme cómoda, y poder seguir adelante para terminar mis estudios.

¿Qué nos puedes contar sobre tu experiencia en Deusto? ¿Qué recuerdos guardas?

Tuve profesores excelentes, con muy buen nivel, que se encontraban trabajando en el ámbito turístico, lo cual creo que le da mucha practicidad a la carrera, y cercanía con el mundo laboral.

En cuanto a mis compañeros, tuve un lindo grupo, donde no sólo nos juntábamos nosotros después de clase a estudiar, o bueno…también ir a alguna que otra fiesta, sino que incluíamos a chicos y chicas que venían de otros países, es decir de intercambio. La verdad que eso me pareció muy interesante también, porque al final, no sólo estuve estudiando en un país extranjero, sino que a su vez me relacionaba con estudiantes de otros países, y eso creo que da un valor añadido más que interesante, ya que el intercambio y el aprendizaje se multiplica.

Recuerdos guardo muchos. Uno puntual, y quizás el más emotivo, fue al rendir la prueba integradora final (en ese entonces existía). Cuando salí de la Universidad me esperaban afuera mi mamá (que había venido de visita), junto con mi tío.

Trabajas en el sector turístico argentino. ¿Cómo te ha ayudado tu formación en Deusto para tu carrera profesional?

Lo más interesante de la carrera, y lo que me permitió incorporarme rápidamente al mundo laboral fueron las prácticas.

Particularmente yo escogí realizarlas en una agencia de viajes. Cuando regresé a Argentina, tras haber terminado la carrera, encontré trabajo en Despegar.com, que es la agencia de viajes más grande que hay en Latinoamérica. Luego, fui rumbeando mi carrera hacia el ámbito público, particularmente en el Ministerio de Turismo de la Nación, donde me desempeñe por tres años, y actualmente soy consultora externa.

Las prácticas profesionales no sólo permiten una más rápida incorporación al mundo laboral, sino que son una excelente manera de testear a qué nos queremos dedicar en el futuro. Si bien, uno puede luego cambiar de caminos y experiencias, es una buena primera prueba, para saber luego qué afrontar en el mundo laboral (a nivel profesional y personal).

Las políticas en el sector turístico que se desarrollan en Argentina, ¿son diferentes a las de Euskadi? ¿Cuáles podríamos importar?

Normalmente somos nosotros los argentinos los que importamos las políticas que se desarrollan en general en países europeos.

El turismo en Argentina es considerado como una política de estado recién a partir del año 2005 con la Ley Nacional de Turismo.

Sin embargo hay una política particular que es muy interesante, y se materializa en un programa llamado “Turismo, Patrimonio y Escuela”. El espíritu es acercar una propuesta formativa en las escuelas (primarias y secundarias), sobre la riqueza cultural de Argentina.

Los destinatarios son alumnos de los últimos años de escuela primaria de todo el país que se incorporan al proyecto a través de la transferencia de metodología a los equipos provinciales.

Me parece muy interesante, porque intenta sensibilizar a los niños desde una temprana edad, acerca de la importancia de la actividad turística en el país, y en particular en los destinos donde habitan. La idea final a largo plazo, es que la temática se incorpore en las escuelas como parte de la currícula oficial.

¿Animarías a los estudiantes que finalizan sus estudios de turismo a que conozcan otras culturas, otras realidades?

Sin duda alguna. Estudiar en el exterior es la mejor experiencia que pude haber vivido. Me enriqueció no sólo como profesional, sino como persona. Me hizo crecer mucho, darme cuenta de lo importante que son las relaciones humanas.

Creo que también nos ayuda a valorar lo que tenemos en nuestro país, y a aprehender de otras culturas, a entender que hay diferentes formas de ver la vida, otras realidades. Creo que nos sensibiliza. Quizás sea demasiado efímero, pero creo que además del estudio o el lado social, estudiar en el extranjero te da eso.

La pregunta es inevitable. ¿Ganará Argentina el Mundial?

La respuesta es inevitable: si! Técnicamente podríamos, ya que tenemos un equipazo de jugadores, aunque creo que la selección no está consolidada como equipo, y eso es lo que hace que no pueda alcanzar el oro.

Sin embargo, en el mundial de Brasil perdimos la final contra Alemania, nos quedamos a un pasito nada más. Argentina pide que Rusia sea nuestro momento, y nuestros jugadores se puedan lucir, y darnos ese triunfo que todos esperamos. En nuestro país el fútbol se vive con una pasión que alcanza el fanatismo pleno. Esperemos que en Rusia esté nuestra revancha.

Compártelo