Jon Abando Zurimendi

Psicología Prom. 13

Los profesionales tenemos que saber un poco de todo y estar abiertos a diferentes oportunidades laborales


Antes de comenzar cuéntanos quién eres, cuáles son tus inquietudes, Cómo te definirías?

En primer lugar mi nombre es Jon, tengo 25 años y soy de Bilbao. Estudié psicología en la Universidad de Deusto y luego realicé el máster en Psicología General Sanitaria. Desde un principio he estado muy interesado en el ámbito de la psicología clínica e intervención social, por ello, después de acabar el máster estuve dos años estudiando para el examen PIR (Psicólogo Interno Residente) y poder realizar la residencia en psicología clínica. Fue una experiencia muy dura ya que estudiaba una media de entre ocho y nueve horas diarias con solo los domingos de descanso. Al principio mi motivación era muy alta pero al final la experiencia fue agotadora física y mentalmente. No obtuve plaza y fue un momento difícil y muy frustrante, envié mi curriculum a muchos sitios y nadie me contestaba. Además, solo veía la posibilidad de trabajar en el área de la psicología y no me salía nada, me sentía mentalmente bloqueado y no sabía para donde tirar. Sin embargo, solicité la Global Training y fui seleccionado, de allí en adelante todo cambió y se abrieron mucho mis perspectivas laborales.

Me considero una persona con muchas inquietudes tanto a nivel personal como profesional. Me gusta hacer de todo y estar constantemente aprendiendo. A nivel profesional estoy muy interesado en la psicología clínica, intervención social en la mediación y resolución de conflictos, en los recursos humanos y en el ámbito de la educación aunque si por mí fuera seguiría constantemente estudiando cosas nuevas y completamente diferentes una de la otra. Considero que hoy en día los profesionales tenemos que saber un poco de todo y estar abiertos a diferentes oportunidades laborales por lo que intento formarme en diferentes ámbitos.

Me defino también como una persona inconformista, extrovertida, activa, tolerante, luchadora, con afinidad hacia las personas y con alta tolerancia a la frustración. Como defecto también diría que en ocasiones puedo ser impaciente e impulsivo.

Estudiaste en Europa, tu carrera comenzó en Latinoamérica y, ahora, te embarcas en una nueva aventura en el continente africano. ¿Cómo afrontas este nuevo reto en Etiopía?

Estudié la carrera en Bilbao y un año en Londres con la beca Erasmus, luego con la Global Training estuve seis meses trabajando en Colombia y luego estuve tres meses trabajando en Perú.

Ahora voy a estar trabajando para UNICEF Etiopía en la oficina de Tigray en la frontera con Eritrea como técnico de proyectos un año con posibilidad de prórroga para un segundo año. La verdad es que tengo muchas ganas de esta nueva etapa, estoy nervioso ya que es algo completamente nuevo y diferente a lo que he hecho anteriormente. UNICEF es un organismo de Naciones Unidas y de primeras da cierto respeto e impone mucho. Soy consciente de que la exigencia va a ser alta pero me veo capacitado para desempeñar el trabajo y veo esta oportunidad como un reto personal y profesional.

Cuando me avisaron de que había sido seleccionado todavía estaba en Perú, volvía a Bilbao en dos días y desde la oficina de Etiopía me pedían estar allí en un plazo de un mes. Fue un momento de mucha emoción pero a la vez de cierta sensación de vértigo ya que era consciente de que iba a estar muy poco tiempo en Bilbao. De hecho, tenía planes de asentarme en Bilbao, buscar trabajo y de tener una cierta “estabilidad”. Sin embargo, soy de los que piensa que cuando surge una buena oportunidad hay que aprovecharla, arriesgarse y no dejar que pase el tren.

Esta inquietud por conocer mundo, ¿es una característica de los jóvenes de tu generación o es un rasgo propio de Jon Abando?

Creo que la gente siempre ha estado interesada en conocer mundo, sin embargo en nuestra generación tenemos muchas más posibilidades y facilidades de ir de un lado a otro que no tuvieron generaciones anteriores. Creo que la gente de mi generación se está moviendo mucho por diversas razones como puede ser estudiar, por necesidad, curiosidad, oportunidades laborales, etc.

En mi caso es un poco de ambos, por una lado me han surgido proyectos muy interesante desde el ámbito laboral y por otro lado está mi constante curiosidad y necesidad que tengo por conocer y explorar. La verdad es que hace años no me hubiera imaginado que estaría viajando de un lado a otro, tenía la idea de acabar la carrera encontrar un trabajo y quedarme en Bilbao. Sin embargo la vida da muchísimas vueltas y nunca sabes cómo vas a acabar.

Gracias a las becas Global Training, está comenzando tu trayectoria profesional de manera brillante en el extranjero. Sin embargo, hay personas que se muestran escépticas hacia el valor que puede añadir el participar en este tipo de programas, ¿qué opinión tienes al respecto?

En mi caso la beca Global Training cambió totalmente tanto mis perspectivas laborales como personales, estaba en ese momento de bloqueo y sentía que por muy preparado que estuviera no conseguiría trabajo por lo que la Global me permitió romper con esta dinámica. Estuve trabajando en Bucaramanga (Colombia) en una Fundación con niños y niñas con vulneración de derechos en un programa de protección de infancia. Fue una experiencia increíble, aprendí mucho y conocí gente y lugares maravillosos. Hubo momentos difíciles pero con la ayuda de las compañeras con las que fui pudimos superar las diferentes situaciones.

Yo animo a la gente a que participe en estos programas ya que creo que se aprende mucho de uno mismo y nos da una visión de otras realidades que desconocemos completamente. Además es una oportunidad laboral genial. Desde casa muchas veces tenemos una visión muy cerrada y no somos conscientes de todas las cosas que pasan en el mundo.
Sin embargo, también soy consciente de que mucha gente no quiere irse fuera ya que está muy a gusto aquí, no tiene interés alguno o simplemente no puede por diferentes motivos y creo que estas opiniones hay que igualmente respetarlas.

Atrás quedan muchos sacrificios, la familia, tus amigos, tu ciudad…, pero no todo en la vida es trabajo, ¿cómo disfrutas de tu tiempo libre?

Entre mis virtudes está la de organizar mi tiempo y tengo la sensación de sacar tiempo para lo que me propongo y para mí. En mi tiempo libre lo primero es estar con mis amigos, me encanta estar en la calle de un lado a otro. Luego me gusta mucho hacer deporte, correr, nadar, ir al monte o hacer yoga. También soy muy cinéfilo y me encanta leer. Una de las cosas que tampoco me puedo perder es ir a comer a casa de mi amama.

¿Qué consejos darías a los alumni de psicología que cuando acaban su especialización se preguntan: ‘y ahora qué’?
Me parece una pregunta muy complicada ya que me veo en el mismo lugar sin saber a dónde tirar después de hacer el máster. Al volver a Bilbao después de la Global pensaba encontrar trabajo, sin embargo la vuelta fue difícil ya que volvía de una realidad completamente diferente, no me salía ningún trabajo y a mi alrededor me daba la sensación de que la gente estaba trabajando. Entonces decidí ponerme a estudiar de nuevo y ampliar mi campo profesional. Durante el curso estudié mediación familiar y resolución de conflictos y gestión de los recursos humanos además de seminarios y cursos de diferentes temáticas. Después fui seleccionado para un programa del Gobierno Vasco y me fui tres meses a Cuzco (Perú) como psicólogo en un hogar infantil.

Ante la pregunta “ ¿y ahora qué?” lo que sí recomiendo es seguir formándose ya que la formación es clave y el moverse mucho ya que las oportunidades no vienen a uno sino que uno tiene que buscárselas.

Muy Personal

Una ciudad para soñar
Lisboa.
Un libro
Cometas en el cielo
Una canción
La canción de la película Requiem for a Dream
Una película
American Beauty
Un actor o actriz
Daniel Day-Lewis
Rasgo principal de mi carácter
Buen humor
Mi principal defecto
Impaciencia
En mi tiempo libre me gusta
Estar con amigos
Mi sueño dorado
Tener piscina en casa
Mi deporte favorito
Natación
Mi comida preferida
La pasta
Compártelo