Skip to main content

Tania Lorido Botrán

By 9 febrero, 2022febrero 11th, 2022Alumni Mundus

Hay oportunidades de investigación en todo el mundo, pero hay mayor densidad en ciertas zonas, como por ejemplo en Estados Unidos. Esto marca la diferencia: las oportunidades de financiación son más elevadas, es más fácil establecer colaboraciones entre empresas y universidades de referencia y muchas de las investigaciones punteras ocurren ahí.

¡Enhorabuena por tu brillante carrera, tanto académica como profesional! Has sido investigadora en laboratorios, universidades o compañías de Bilbao y Donostia (Euskadi), Umeå (Suecia), San Francisco (California), Houston (Texas), Richland (Washington), Lahore (Pakistan) y, actualmente, Mountain View (California). Te has movido muchísimo en catorce años colaborando con instituciones de Europa, Asia y Estados Unidos. ¿Podrías contarnos cómo has ido concatenando los distintos destinos y cuáles serían las principales diferencias entre estos tres polos científicos?

Mi primera oportunidad de salir al extranjero por mi trabajo me llegó a través de una colaboración con la Universidad de Umeå, en Suecia en 2014. Tuve la oportunidad de pasar tres meses allí, asistir a un workshop y conocer a múltiples colaboradores en el ámbito de cloud computing. A partir de aquí, tuve claro que quería explorar más oportunidades, en particular, en Estados Unidos. En 2015, realicé dos internships en San Francisco (California) en VMware y HP Labs. Conseguí ambas oportunidades haciendo la solicitud online a través de la página web de las compañías. En 2017, quería explorar la opción de realizar una estancia en otra universidad. A través de un colaborador, me llegó la oportunidad de hacer una estancia de tres meses en la Universidad de Rice en Houston y acabamos alargándolo a un año entero. Después volví a Bilbao para defender la tesis y mientras tanto, estuve buscando oportunidades de postdoctorado, sobre todo asistiendo a conferencias que tenían un career fair. Pasé un año y medio haciendo el postdoctorado en el Pacific Northwest National Lab, uno de los laboratorios nacionales en Richland (Washington). Una vez más, recurrí a los career fair de conferencias y contactos varios para explorar oportunidades de investigación en empresa y así acabé en Microsoft, donde estoy actualmente.

Hay oportunidades de investigación en todo el mundo, pero hay mayor densidad en ciertas zonas, como por ejemplo en Estados Unidos. Esto marca la diferencia: las oportunidades de financiación son más elevadas, es más fácil establecer colaboraciones entre empresas y universidades de referencia y muchas de las investigaciones punteras ocurren ahí.

¿Podrías contarnos brevemente el contenido de tu actual proyecto, Brainwave?

Actualmente en Microsoft soy parte del grupo de AI y Arquitecturas Avanzadas. El proyecto en el que trabajo es parte de una iniciativa mayor, la creación de un supercomputador especializado en ejecutar cargas AI.

Me gusta mucho un área emergente entre Machine Learning y Sistemas, es decir, cómo las técnicas de machine learning o deep learning se pueden utilizar para resolver problemas en los “Sistemas”, tanto software como hardware. En esta línea, he trabajado en temas interesantes como el uso de reinforcement learning (aprendizaje por refuerzo) para crear un agente inteligente que aprende “por sí mismo” como optimizar la ejecución de diferentes tareas en estos data center.

¿Qué recomendarías a las y los Alumni de la Universidad de Deusto que deseen orientar su carrera profesional en el ámbito de la investigación?

Como primer consejo, recomendaría que salgan al extranjero. Realizar un máster o doctorado en otros países abre muchas puertas. También es buena opción hacer unas prácticas en empresa o laboratorio de investigación, denominado “internship”. Estas prácticas están bien remuneradas y permiten que el laboratorio te conozca y te abra las puertas a un trabajo a tiempo completo más adelante.

El segundo consejo, establecer buenas colaboraciones. Esto puede hacerse yendo a conferencias, workshops, pero también ofreciendo dar una charla sobre tu trabajo en una universidad. También pueden contactar con investigadores que trabajen en un tema de su interés y proponer algún tipo de colaboración.

Te deseamos lo mejor para tu futuro, pero antes, ¿qué te gustaría compartir con nosotros de tus años como estudiante e investigadora en Deusto?

Lo mejor que me llevo son las amistades que he hecho durante mis años en Deusto.