Skip to main content

Montserrat Crespo Rubio

By 9 febrero, 2022febrero 11th, 2022Entrevistas

Sé que hay estudios que penalizan a los aviones y probablemente a día de hoy así sea. Sin embargo, también sé que en Aeronáutica se está trabajando en Diseños de Aeroestructuras y motores más “ecofriendly” y más “circulares o sostenibles” así como por supuesto en el Sector Ferroviario.

En 2019 cambias los motores a reacción por las locomotoras, y vas de Vitoria-Gasteiz a La Haya. ¿Qué te hace dar este salto?

La confluencia de varias circunstancias al mismo tiempo.

Por un lado, desde siempre he tenido interés en la posibilidad de conocer otros países y otras culturas con cierta profundidad, no en breves estancias puntales. Por otro,

CAF como empresa siempre me había atraído por su espíritu de evolución y gran flexibilidad para adaptarse a las necesidades de los clientes. Cursando el EMBA fue esencial para mí que junto a otros compañeros tuviera la oportunidad de formar parte de un equipo en el que realizamos un proyecto de Consultoría Estratégica para CAF. Esto me permitió comprobar de cerca mis ideas sobre la empresa. Posteriormente surgió la posibilidad de formar parte de CAF Netherlands y no lo dudé.

¿Qué diferencias y qué similitudes encuentras entre los dos sectores?

Creo que he llegado en el momento en el que el Sector Ferroviario se está aproximando mucho al Sector Aeronáutico, por ejemplo, las relaciones Cliente-Proveedores.

Cómo se consideran en el concepto “Extended Enterprise” que Airbus reforzó en el A350XWB y que tuve la oportunidad de vivir de primera mano en mi etapa de Aernnova. Lo interpreto como “todos juntos como un equipo” y comienza a ser una realidad en el Sector Ferroviario. Así es con nuestro cliente NS (Nederlandse Spoorwegen), y aun con productos diferentes, la Gestión y la colaboración de todos los implicados empieza a ser muy similar.

Otro punto en el que se están acercando mucho ambos negocios es de las “Modificaciones” en los diseños para Optimizarlos. En Aeronáutica es una práctica muy habitual y en el Sector Ferroviario, en los nuevos modelos de trenes, se están incrementando las necesidades de los Clientes a este respecto y la tendencia es al alza.

Volviendo a los aviones, según los expertos la aviación civil es una de las fuentes de emisión de gases de efecto invernadero de más rápido crecimiento. ¿Crees que tenderá a reducirse el tráfico aéreo en zonas en las que pueda sustituirse por el ferroviario?

Esta pregunta, de una u otra forma, me la han hecho varias veces y es complicada de responder para mí. No estoy del todo de acuerdo con la imagen “antiecológica de los aviones”. Creo que los impactos deben de examinarse completamente, hay que analizar el ciclo de vida del Producto entero, esto incluye fabricación, operación, reciclaje … Además, los efectos en la sociedad, en los empleos.  Sé que hay estudios que penalizan a los aviones y probablemente a día de hoy así sea. Sin embargo, también sé que en Aeronáutica se está trabajando en Diseños de Aeroestructuras y motores más “ecofriendly” y más “circulares o sostenibles” así como por supuesto en el Sector Ferroviario.

Pero al respecto a la pregunta,  sí que creo que en ciertas distancias se va a incrementar mucho el transporte ferroviario, pero no sólo por el impacto medioambiental, sino por la experiencia completa: el viaje, los servicios que se ofrecen a los usuarios, las comodidades, los tiempos de espera… Lo veo en Holanda. Los pasajeros se suben con su café o desayuno y en el viaje van con su ordenador, trabajando, haciendo llamadas etc. Vuelves a la estación y tienes gimnasio, supermercado, peluquería, comida para llevar, además de los típicos: librerías etc. No lo puedes hacer así en otro transporte.

Yo creo que, en ciertas distancias, el transporte ferroviario con respecto a cualquier otro medio tiene muchas ventajas y acabará sustituyendo a otras posibilidades.

¿Qué recomendarías a las y los Alumni de la Universidad de Deusto a la hora de afrontar los cambios de empresa a lo largo de su carrera profesional?

Yo creo en el cambio, y la evolución. Unas veces los cambios de empresa se producen por decisión propia y otras no. Pero hay que afrontarlo siempre positivamente. Es una oportunidad para aportar lo que hemos aprendido anteriormente en la siguiente, para aprender de nosotros y eso, como profesional y persona, creo que es siempre bueno y para las empresas a las que vas también.

Me gusta mucho una frase que Steve Jobs pronunció en su famoso discurso en la Universidad de Stanford, en el año 2005, hace referencia a una idea, ¨conectar los puntos¨. Dijo “no puedes unir los puntos mirando hacia adelante; sólo puedes unirlos mirando hacia atrás. Así que tienes que confiar en que los puntos de alguna manera se unirán en tu futuro.”

Y para mí así es, porque tú encontrarás la manera de unirlos aportando tus experiencias pasadas en tus siguientes puestos y en tu vida.

Gracias por compartir parte de tu vida con Alumni Time. Para terminar, ¿qué recuerdos guardas de tu paso por la Universidad de Deusto en distintos momentos vitales?

Los mejores. Deusto ha sido parte muy importante en ciertos en momentos de mi trayectoria, acompañándome en ciertos pasos críticos de mi camino profesional y vital.

Pero mis recuerdos no están vinculados solamente con la excelente formación y perspectivas que me han proporcionado, sino también y sobre todo con la oportunidad que me ha dado de conocer a docentes, empresarios, profesionales, personal y compañeros estupendos.

No olvido tampoco la sensación -difícil de explicar- de ser parte de esa cantera de estudiantes que han salido de esta prestigiosa universidad centenaria, habiendo tenido también la oportunidad de disfrutar también de esos edificios que te recuerdan que hay todo un pasado e historia detrás muy importante y de la que tú ya formas parte.

Para resumir, diría que mi paso por la Universidad de Deusto ha sido una experiencia vital extraordinaria que me ha dado mucho más. Más de lo que yo creía que quería y, lo que es mejor,  mucho de lo que ni sabía que quería o necesitaba.