Skip to main content

Marina Iriazabal Valle

By 9 febrero, 2022junio 21st, 2022Alumni Gazte

Gracias al Grado en Turismo descubrí que el turismo es una industria con mucho potencial, y que abarca especialidades muy variadas e interesantes como la comunicación, el marketing, las relaciones públicas, todo enfocado a la atención al cliente.

En 2017 te trasladas a Hong Kong para disfrutar de la beca de prácticas profesionales internacionales Global Training. Al finalizar los seis meses de este programa decides continuar en ese destino y lo haces por tres años y medio más. ¿Qué hizo que te quedaras? ¿Cómo ha sido tu experiencia?

Asia es un mundo totalmente diferente para mí, y en concreto Hong Kong tiene tantas cosas por descubrir que en 6 meses es muy difícil conocerlo bien. Además de ser una ciudad china bastante auténtica y con una gran riqueza cultural, es muy cosmopolita, con una gran mezcla de culturas y muchísimas oportunidades laborales. Cuando pensamos en una ciudad como Hong Kong creemos que está llena de rascacielos y gente por todas las calles, pero la realidad es que el 75% de la ciudad es naturaleza, y al tener prácticamente medio año de verano, es muy tentador disfrutar de todas sus playas y montañas.

La comunicación, la organización de eventos, las ventas y el marketing parecen haber sido hasta ahora los hilos conductores de tu carrera profesional. Ahora, siete años después de haberte graduado en la universidad, das el salto a la dirección de uno de los centros – primero en Donostia – de la mayor cadena nacional de centros de deporte, salud y bienestar, que cuenta con veintidós centros en las principales ciudades de España y uno de reciente apertura en Niza (Francia) -. ¿Cómo afrontas este nuevo reto?

La verdad es que me siento muy afortunada y orgullosa de formar parte de la familia Metropolitan. Es una gran empresa familiar, que, además de ofrecer un servicio 5 estrellas, saben perfectamente cómo cuidar y mantener felices a sus trabajadores.

Yo estudié Turismo en la Universidad de Deusto y siempre pensé en acabar dirigiendo un hotel, jamás me había imaginado que terminaría trabajando en un Club con tanto prestigio como Metropolitan, pero la verdad es que en el Grado de Turismo te forman para poder llegar tan lejos como tú quieras. La variedad de profesionales que imparten las clases ayuda a conocer diferentes industrias a las que jamás pensarías que puedes aspirar. Gracias al Grado en Turismo descubrí que el turismo es una industria con mucho potencial, y que abarca especialidades muy variadas e interesantes como la comunicación, el marketing, las relaciones públicas, todo enfocado a la atención al cliente.

¿Crees que en el futuro volverías a trabajar en el extranjero?

Nunca digas nunca, pero la verdad es que después de los 6 meses de ERASMUS en Noruega, 2 años viviendo en Francia y 4 en Hong Kong creo que mi espinita de vivir en el extranjero ha desaparecido.

Vivir en el extranjero te permite disfrutar de experiencias únicas tanto personales como profesionales que, sin duda, recomiendo a todo el mundo, pero, al mismo tiempo, también te hace valorar mucho más lo que tienes en casa. Yo, en particular me siento muy afortunada de tener la familia y amigos que tengo y, además, me encanta mi cultura, ¡vivir en Euskadi es un lujazo! Por todo ello, decidí que, tras mi experiencia en el extranjero, lo que me llena de felicidad en mi día a día es estar en casa con los míos.

¿Qué recomendarías a las y los Alumni de la Universidad de Deusto a la hora de iniciar su carrera profesional en el extranjero?

Que no sean demasiado exigentes con el tipo de trabajo ni condiciones que quieren y se dejen llevar. Todas las experiencias, por mayor o menor responsabilidad que tengan, por el hecho de ser en el extranjero, te permite crecer y aprender a pasos agigantados. Si son buenos profesionales, ambiciosos y con ganas de comerse el mundo llegarán tan lejos como quieran. Solo les recomiendo que busquen becas en el extranjero, cojan alguna que les encaje más o menos, se dejen llevar y vivan el día a día.

Además de agradecerte por aceptar participar en este número, para terminar, ¿qué recuerdos guardas de tus años como estudiante en Deusto?

¡Recuerdo haber sido feliz esos 4 años! Lo que más me gustó de Deusto es sentir la gran familia que éramos. Todos nos conocíamos y la relación con los profesores era muy cercana. Tan cercana, que sigo hablando con muchos de ellos. Sentí que en Deusto los profesores se preocupaban por mí y por mi futuro y eso me hacía sentir muy especial. Recuerdo con mucho cariño a profesores como Patricia, Rafa, Rogelio, Nagore, Miguel, Marina…  sin dudas todos ellos han sido parte de una etapa muy importante e indispensable en mi vida, la cual me ha permitido llegar a donde estoy ahora y les estoy eternamente agradecida. La verdad es que, en un futuro cercano, me encantaría formar parte de este grupo de profesores-profesionales y compaginar mi trabajo actual con la enseñanza y de esta manera aportar e inspirar a los estudiantes de Deusto como ellos hicieron conmigo.