Skip to main content

Ainara Ayerbe y Andrea Páramo

By 12 febrero, 2021junio 17th, 2021Alumni Gazte

Tengo esperanza en el futuro y en todas las oportunidades que puedan surgir a medida que se vaya controlando la pandemia. Creo que es un buen momento para seguir estudiando y afrontar los nuevos retos a los que el turismo se enfrenta.

Es verdad que la situación actual es muy complicada. Lo que más me ha ayudado a mí ha sido mantener una actitud positiva y rodearme de personas con metas laborales similares a las mías.

Graduadas en Turismo por la Universidad de Deusto en 2020, ambas han obtenido el Premio Gobierno Vasco TFG Turismo 19/20 al mejor Trabajo Fin de Grado (TFG).

Antes de nada, ¡enhorabuena a las dos! Por haber finalizado los estudios de Grado y por el premio.

El último semestre de tus estudios se ha desarrollado durante el confinamiento por la COVID-19. ¿Qué ha supuesto para ti este cambio inesperado? ¿Cómo has conseguido adaptarte a las circunstancias?

Ainara: La verdad que este cambio modificó totalmente la dinámica del semestre. Con un cambio como este, tuve que replantear el semestre y ajustarme a las nuevas circunstancias. Dada la situación, las prácticas curriculares se vieron suspendidas, por lo que pude centrar todo mi tiempo en la realización del Trabajo Fin de Grado. El adaptarme a la nueva situación y al confinamiento en cuanto a los estudios no ha sido un reto demasiado grande. El TFG requiere de trabajo individual y este trabajo se puede realizar desde cualquier lugar. Además, al menos en mi caso, no necesitaba de la ayuda de empresas o instituciones que por la situación no pudieran atenderme, por lo que no tuve ningún inconveniente en este aspecto.

Andrea: En un principio fue complicado aceptar esta nueva realidad. Además, el confinamiento tuvo como consecuencia el no poder finalizar mis prácticas curriculares en Viajes Nuba, lo que me dio mucha pena. Pero en general, lo que más me ha ayudado ha sido el ánimo y el apoyo constante de mis compañeras, que al fin y al cabo estaban en la misma situación que yo.

En los próximos meses tendrás la posibilidad de poner a prueba todas las competencias adquiridas a lo largo de tus estudios universitarios y aquellas que has incorporado a tu personalidad a lo largo de tu vida. ¿Cómo te sientes ante este nuevo reto? 

Ainara: Es cierto que la situación laboral bien en el turismo como en la mayoría de los ámbitos es complicada, pero el confinamiento me ha ayudado a cambiar de perspectiva y darme cuenta de que sigue habiendo oportunidades. Tengo esperanza en el futuro y en todas las oportunidades que puedan surgir a medida que se vaya controlando la pandemia. Creo que es un buen momento para seguir estudiando y afrontar los nuevos retos a los que el turismo se enfrenta. Además de estos, el turismo también debe seguir afrontando los anteriores como son el cambio climático, la saturación de destinos o el desarrollo turístico sostenible en general. Esta situación puede que ayude a replantear el sistema turístico y su desarrollo dando lugar a un crecimiento más responsable y acorde con las necesidades de la nueva situación.

Andrea: La verdad es que tengo muchísimas ganas. He tenido la oportunidad de hacer prácticas en diferentes tipos de empresas y esto me ha ayudado a conocer la realidad del mundo laboral en el ámbito turístico. Claro, todavía me queda mucho por aprender, por eso tengo muchas ganas de desarrollar más ampliamente mi carrera profesional.

Ainara: tu TFG versa sobre el comportamiento de la demanda frente al turismo responsable. ¿Podrías brevemente darnos unas pinceladas de tus conclusiones? Asimismo, sin entrar en detalles técnicos o metodológicos del proceso de investigación, ¿qué es lo que más has disfrutado haciéndolo? ¿Qué es lo que más te ha costado?

Este trabajo tiene una amplia base teórica, y el desarrollo teórico previo de este tema en concreto no es demasiado amplio. Por esto, creo que la realización del marco teórico fue lo más costoso del trabajo, pero a su vez es una de las cosas que más disfruté haciendo. Fue muy interesante revisar la bibliografía sobre diferentes aspectos de este tema y entender de una manera más completa todo lo que abarca. Quizás también me gustó llevar a cabo esta parte porque supuso un reto y disfruté con ello.

Las conclusiones también fueron una parte del trabajo muy entretenida. Las conclusiones más relevantes de este trabajo muestran que existe una falta de información entre los turistas que limita de diferentes maneras su comportamiento. Además, se prueba que, si los turistas recibieran la información adecuada y suficiente, estos estarían dispuestos a comportarse de una manera más responsable, por lo que se ve claramente cuáles son las necesidades que los turistas tienen para poder mejorar su comportamiento. Este trabajo también recalca la importancia de la demanda turística en un correcto desarrollo del turismo, pues sin turistas responsables, no puede existir el turismo responsable.

Andrea: tu TFG se centra en el estudio del posicionamiento diferenciado de la oferta y la demanda frente al turismo industrial. ¿Podrías contarnos brevemente a qué conclusiones has llegado? Asimismo, sin entrar en detalles técnicos o metodológicos del proceso de investigación, ¿qué es lo que más has disfrutado haciéndolo? ¿Qué es lo que más te ha costado?

La idea del TFG surge por el reto que propuso Gobierno Vasco para investigar el turismo industrial el Euskadi en el que diseñé cinco experiencias turísticas diferentes. Así que este proyecto se basa en conocer la opinión de la demanda y de la oferta mediante un cuestionario online y entrevistas. Los resultados han sido muy positivos. Tanto los 400 participantes en la encuesta como los profesionales del sector entrevistados han mostrado una opinión muy positiva sobre el turismo industrial y las experiencias propuestas. Sin duda, lo que más me ha gustado ha sido analizar los resultados de los cuestionarios y todas las opiniones que he recibido. Lo que más me ha costado ha sido conseguir las entrevistas de los profesionales del sector, ya que estábamos todos confinados.

El sector turístico es uno de los que más se ha resentido por la pandemia. Son muchas las personas que se encuentran en tu misma situación en estos momentos. ¿Qué recomendarías a las y los Alumni Gazte de la Universidad de Deusto para encarar estos presente y futuro inciertos?

Ainara: Esta pandemia nos ha enseñado que no podemos asumir lo que pueda pasar en el futuro porque este se puede ver alterado de un día para otro. Mi recomendación sería no preocuparse demasiado en los aspectos negativos y ver cada situación como una nueva oportunidad. Centrarse en los desafíos actuales para poder mejorar el desarrollo turístico y no pensar que el futuro no alberga oportunidades. Es cierto que pensar de esta manera algunas veces puede ser un reto, pues ya va hacer un año del comienzo de la pandemia y la situación no ha mejorado demasiado, pero sabemos que lo hará. Es por esto que debemos aprovechar esta situación, ser pacientes y afrontar con ganas la nueva realidad, con la seguridad de que podemos aportar a la mejora de esta.

Andrea: Es verdad que la situación actual es muy complicada. Lo que más me ha ayudado a mí ha sido mantener una actitud positiva y rodearme de personas con metas laborales similares a las mías. También considero que es muy importante aprovechar el tiempo para seguir formándonos como profesionales del sector, ya sea con cursos online o con los webinars tan interesantes que tenemos a nuestra disposición.

Cada una habéis estudiado en un campus diferente. ¿Qué podrías contarnos de tu paso por las aulas deustenses? ¿Qué recuerdos te llevas?

Ainara: Estos cuatro años de carrera han aportado enormemente a mi desarrollo tanto académico como personal. Estudiar en Deusto me ha ofrecido diferentes oportunidades como realizar voluntariados, participar en diferentes cursos de formación, estudiar en el extranjero y conocer a diferentes personas que me han aportado mucho en mi desarrollo como estudiante. He podido aprovechar estas ocasiones para mejorar y conocer mejor mis ambiciones e intereses dentro del ámbito del turismo. Estas vivencias también han ayudado a mi desarrollo personal de manera que no hubiera imaginado nunca. El recuerdo principal que me llevo de mi paso por la universidad es de los profesores que más me han ayudado en el proceso y también de mis compañeros y compañeras con las que he compartido estos cuatro años y con las que seguiré compartiendo los años que vienen.

Andrea: La verdad es que haber tenido la oportunidad de estudiar en un campus tan bonito como el de Bilbao ha sido un privilegio. Recuerdo mis primeros días en el campus con mucho cariño, los nervios de las primeras clases o las veces que nos perdíamos yendo de aula en aula. Además, estos cuatro años no hubieran sido lo mismo sin todas las personas que he conocido y que tanto me han aportado, mis compañeras y amigas, profesoras, tutoras… Sin duda, me quedo con todos los buenos momentos que pasamos entre clases, los momentos de antes de los exámenes o exposiciones, los pasillos, la biblioteca o la cafetería entre otros.

Ayerbe, AinaraAnálisis del comportamiento de la demanda en el desarrollo de turismo responsablehttps://youtu.be/eAx-2Mu0uUQ

Páramo, AndreaTurismo industrial en Euskadi: Evaluación de experiencias potenciales para el territorio https://youtu.be/Fi5WprpVU98