Ana Otadui Biteri

Derecho Prom. 99

(…) son muchas las mujeres que han roto los techos de cristal porque el empoderamiento de las mujeres es imparable. Hoy en día no es extraño ver a mujeres líderes en el ámbito económico, político, en cargos de responsabilidad. No debemos ser conformistas, aún queda mucho por hacer, pero me gusta ver la botella medio llena.

Ocho años después de terminar sus estudios universitarios, decide entrar de lleno en el mundo de la política: primero como concejala, después como parlamentaria para llegar a ser, antes de pasar a presidir las Juntas Generales, la primera alcaldesa de su Elorrio natal. Mujer y joven, se convierte en un modelo para otras mujeres. ¿Qué pesa más: la responsabilidad política o ser una figura referente en la lucha contra los techos de cristal?

Ya no tan joven…No considero que yo sea un referente, sería pretencioso por mi parte pensarlo así. Referentes para mí son todas las mujeres que nos han precedido. Esas mujeres que con una situación mucho más adversa y difícil que la nuestra, nos han ido abriendo camino para las que hemos venido después. Tengo la gran suerte y el gran honor de presidir una de las instituciones con más historia de nuestro territorio. Es cierto, que cuando estás dirigiendo un pleno en Gernika, sientes todo el peso de nuestro pasado y quizá una mayor responsabilidad por querer hacer bien tu trabajo.

En la historia, por ejemplo, son muchas las mujeres que han roto los techos de cristal porque el empoderamiento de las mujeres es imparable. Hoy en día no es extraño ver a mujeres líderes en el ámbito económico, político, en cargos de responsabilidad. No debemos ser conformistas, aún queda mucho por hacer, pero me gusta ver la botella medio llena.

El Parlamento de Bizkaia es el segundo órgano legislativo del Estado español, tras el de Navarra, en contar con el «I Plan de Igualdad de Mujeres y Hombres de las Juntas Generales de Bizkaia (2017-2020)», acordado por unanimidad, y que pretende ser un referente de políticas de igualdad para el resto de organizaciones políticas, sociales y económicas. El plan se lanzó durante su primer mandato. ¿Habrá un II Plan de Igualdad? ¿En su opinión, cuáles han sido los avances logrados con el primero?

Estamos en estos momentos con las conclusiones del primer plan y seguidamente empezaremos a trabajar en el II Plan de Igualdad. Queremos que tenga continuidad. Uno de nuestros compromisos para la presente legislatura es trabajar por conseguir una igualdad efectiva y real entre hombres y mujeres. Estamos decididas a poner nuestro granito de arena. Creo que con nuestro primer plan hemos logrado fomentar la conciliación familiar y laboral adaptando los horarios y la actividad parlamentaria. La figura de la mujer ha adquirido mayor presencia, intentamos visualizar la aportación de las mujeres en nuestro territorio. Nos esforzamos por visibilizar la figura de la mujer en todos los actos y acciones que llevamos a cabo. Cuidamos más el lenguaje tanto en la documentación interna como en las publicaciones que realizamos. Tenemos un plan de formación continua para la plantilla incluyendo acciones con perspectiva de género y específicas en materia de Igualdad (protocolo de acoso, mantenemos las cláusulas sociales y de igualdad en los pliegos técnicos de contratación, adecuación de la nomenclatura y cartelería conforme a los parámetros de lenguaje inclusivo…)

Realizamos muchas acciones en las que las mujeres son las protagonistas, como por ejemplo la Asamblea de Mujeres, las Jornadas de Mujeres en Bizkaia, exposiciones realizadas por mujeres, jornadas para conversar sobre igualdad, damos a conocer a las asociaciones de mujeres o a las que trabajan por la igualdad en ámbitos o sectores tradicionalmente masculizados…

Es nuestra aportación a ese largo camino que todavía nos queda por recorrer para conseguir la igualdad real y efectiva.

En el ámbito personal, ¿cuál es su experiencia en cuanto a la conciliación familiar?

Mi experiencia no difiere de la experiencia que pueda tener cualquier otra mujer. Y no debiera diferir de la experiencia de cualquier otro hombre. La conciliación no debe asociarse solamente a las mujeres. En estos meses de pandemia en los que el teletrabajo ha sido fundamental, quizá hayamos obtenido alguna enseñanza en el sentido de que el teletrabajo y las nuevas tecnologías puedan ayudarnos en la conciliación, siempre y cuando sea corresponsable.

¿Qué recomendación daría a las Alumnae de la Universidad de Deusto en cuanto al desarrollo de sus carreras profesionales y su participación en la vida política?

Es fundamental tener una buena formación y estar preparadas para poder desarrollar cada una su carrera profesional en lo que realmente le apasione. Mi recomendación, si se me permite, sería que primero afiancen su carrera profesional y que luego den ese salto de compromiso y participen en la vida política. Eso es bueno para ellas y para todos. La participación en la vida política es temporal y es muy importante tener consolidada una experiencia profesional a la que puedas regresar una vez finalice tu etapa de servicio público.

Además de agradecerle por el tiempo que nos ha dedicado, ¿podría contarnos qué recuerdos guarda de los años pasados en la Universidad de Deusto?

Guardo muy buenos recuerdos de mi etapa universitaria, sobre todo de las personas que conocí en la Universidad, tanto en mi época de estudiante como cuando fui becaria del Instituto de Estudios Vascos. Recuerdo los cafés y las tertulias que solíamos tener el grupo de amigas que coincidimos en Deusto y el buen ambiente y la amistad con las personas que coincidimos en el Instituto de Estudios Vascos y que a día de hoy mantenemos.

Compártelo