Nuestra aportación a la Sociedad

La tasa de ocupación en la UD se sitúa en el 91,4%

Jesús Riaño – Septiembre 2019 | Universidad de Deusto

Según el estudio que cada año publica el Servicio Vasco de Empleo (Lanbide), Incorporación a la Vida Laboral, la tasa de ocupación media de las personas egresadas de la Universidad de Deusto se sitúa en el 91,4%. La cifra supone un incremento respecto a la promoción anterior y consolida la tendencia alcista de los egresados universitarios.

La última promoción encuestada de Deusto es protagonista de unos buenos indicadores de actividad, ocupación y desempleo, con una tendencia sostenida en los últimos cinco años. Nueve de cada diez recién egresados de Deusto se encuentran trabajando y el tiempo que han tardado en acceder al primer empleo es de tan solo tres meses.

Las universidades que contemplan la empleabilidad como objetivo estratégico consiguen mejores tasas de inserción de sus egresados. En el Informe de la Fundación BBVA e Ivie (Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas), que analiza la contribución de las universidades a la empleabilidad, en donde se caracterizan los factores que pueden controlar las propias instituciones y los del entorno económico y laboral de las mismas, la Universidad de Deusto se sitúa entre las cuatro instituciones españolas que se muestran más activas en esta materia.

La universidad existe desde hace siglos y su función esencial ha sido inculcar el conocimiento y el espíritu crítico más allá de las necesidades cambiantes del mundo empresarial. Pero también es verdad que un estudiante sin trabajo culpará a la universidad de no haberle preparado para encajar en el esquema actual. La universidad no puede permitirse formar profesionales que acaben en situación de desempleo, pero… ¿de qué tipo de empleo hablamos?

Analizar cómo será el empleo en el futuro es una labor compleja. Sin embargo, es posible reflexionar de acuerdo con la evolución y las tendencias que ya se están produciendo en el mercado de trabajo global. El escenario laboral se enfrentará en los próximos años a importantes desafíos: el envejecimiento poblacional, la revolución digital, el impacto de la robotización, las expectativas de las nuevas generaciones que están accediendo al mercado laboral, las nuevas estructuras empresariales, la globalización, la atracción y retención del talento, la gestión de la diversidad generacional en las organizaciones o los cambios en el sistema educativo.

Según el Informe elaborado por PwC, Trabajar en 2033, la previsión es que la tasa de paro se reduzca al 6,7% en 2033. El paro, en el segmento de población activa con niveles de cualificación media y alta, se reducirá a niveles de pleno empleo, del 3,5% y ddel 1%, respectivamente. En cambio, el segmento de baja cualificación tardará más en recuperarse y no conseguirá bajar del 18,8% en 2033. A medida que aumenta el nivel educativo disminuye la tasa de desempleo.

Los jóvenes con menor nivel de formación tendrán más dificultades para acceder a un trabajo. En los próximos años, la mayoría de las oportunidades laborales se concentrarán entre las personas con más cualificación.

Si observamos los indicadores de la última promoción encuestada de la Universidad de Deusto, la calidad del empleo es alta, con un 86% de empleo encajado (empleo asociado a nivel de titulación universitaria) y con una estabilidad (personas ocupadas por cuenta propia, por cuenta ajena con contrato indefinido o socios cooperativistas) en el puesto de trabajo del 55%.
En definitiva, la empleabilidad de nuestras egresadas y egresados es uno de nuestros objetivos prioritarios. La profesionalidad y el compromiso de los alumni son la principal contribución que la Universidad puede dar como respuesta a las necesidades de la sociedad.

En un encuentro celebrado con nuestros alumni en la sede de Madrid, nuestro Rector, José María Guibert, comentó: “Vuestro éxito y compromiso es nuestro éxito y compromiso. Sois el aporte que hacemos a la sociedad”.

Compártelo