Encuentro Alumni con Aritza Loroño (Micolet) y Txema del Moral (Colectivia)

Electrónica Industrial (prom. 05) e Ingeniería en Organización Industrial (prom. 07)

Dos almas gemelas emprendiendo hacia el futuro

Aritza Loroño Martínez (Micolet) y José María (Txema) del Moral Álvarez (Colectivia), ambos titulados en Ingeniería Técnica Industrial – Electrónica Industrial (prom. 05) e Ingeniería en Organización Industrial (prom. 07), Deusto Alumni y fundadores de ambas empresas, moderados por Azul Tejerina de la cadena SER, han compartido con más de 100 Alumni cómo se conocieron y cómo ha sido su aventura emprendedora.

Lugar: Campus de la Universidad de Deusto en Bilbao (claustro del Paraninfo)
Día: Jueves 7 de febrero 2019
Hora: 19 a 21h

Asisten al acto, todos ellos Alumni de la Universidad de Deusto: Ezozi Aizpitarte y Olatz Campos, Gaztesaregileak de DFB, Jesús Riaño, director de Deusto Alumni, Asier Perallos, decano de la Facultad de Ingeniería, Cristina Diago, Directora de Gestión de Personas de la Universidad de Deusto y José Luis del Val, Presidente de Deusto Forum, entre otros.

Presenta el acto Javier Cuñado, de Deusto Alumni, quien da paso al decano de la Facultad de Ingeniería. Tras esta introducción, bajo la magistral batuta de Azul Tejerina, los ponentes hablan de forma distendida de sus tiempos en la Universidad de Deusto, del desarrollo de sus competencias emprendedoras y la creación de ambas empresas, nos cuentan anécdotas, situaciones de riesgo, fracasos y éxitos y nos presentan la situación actual y proyección de futuro de las mismas.

En la introducción a la entrevista, Azul comentó: “No sé cómo aún no se ha escrito un libro sobre estas dos almas gemelas”. Aritza y Txema se conocen desde su adolescencia, estudiaron juntos en la universidad, viajaron a México y unieron sus carreras profesionales con la creación de Colectivia y Micolet.

El crecimiento de sus empresas lo miden por la cantidad de ordenadores y las personas que los manejan: “64 ordenadores por el momento, aunque la idea es acercarnos este año a cien”. En cuanto a los ingresos previstos “este año 8 o 9 millones de euros; el año que viene el objetivo es superar los 10 en ventas”.

Los comienzos fueron agotadores y complicados. Nos cuentan:
“Un amigo nos cedió un pequeño local donde entrevistábamos a las personas que querían trabajar con nosotros… Solo que estaba muy al fondo de un largo pasillo, subiendo finalmente unas escaleras. Pero la parte de la entrada, por donde todo el mundo tenía que pasar hasta llegar al lugar que hacía las veces de nuestra oficina, era una especie de pub con barra americana… Algunas veces hacíamos las entrevistas en una cafetería al otro lado de la calle…”

Algunas amenazas se convirtieron en buenas oportunidades: “Vendemos ropa de segunda mano para mujer, pero en perfecto estado. Si tienen las etiquetas mejor… Toda iba muy bien, hasta que un día nos llega un burofax de Inditex, y alguna otra marca grande. En nuestra publicidad no podían aparecer sus nombres… ni tan siquiera en los hashtags… Después llegaron otros burofax… Finalmente entre todos nos hicieron una buena auditoría… ¡Aprendimos mucho!”

Además, en otro orden de cosas, “la sostenibilidad nos beneficia. Una blusa nueva de algodón supone la utilización de 2000 litros de agua…”

“Nos gusta el riesgo con responsabilidad. A la pregunta de si no habrá dos sin tres preferimos crecer. Nuestros modelos son estables sin grandes riesgos”.

Poco antes de terminar se da la palabra a la audiencia. Ezozi Aizpitarte, Gaztesaregileak, subraya que muchos jóvenes tienen como proyecto vivir aquí y que parece que tienen mucho miedo a la hora de emprender: “¿qué les diríais para que se metieran en este mundo?”

Txema responde que “cuando eres joven tienes poco que perder. Mucha gente quizás tenga miedo de no hacer una carrera, cerrar su empresa, pero el hecho de emprender se valora mucho en el mundo laboral, pasas a ser una persona con iniciativa, es como hacer un máster. No significa que tengas menos experiencia que si estás trabajando por cuenta ajena.”

Para Aritza “es hacer el camino inverso, cuando sales de la uni, coges un poco de experiencia y lo dejas. Si sigues, luego te ascienden y ya te casas, tienes un piso, hijos y ya es más complicado. Aun así, es un poco tirarse a la piscina, es más fácil emprender y si te la das al de un año, las empresas te seguirán contratando.”

Otro asistente pregunta: ¿os veis en diez años trabajando al ritmo que nos habéis comentado? y ¿es el marketing tan necesario?

Txema: “los dos primeros años sí que trabajábamos muchísimo porque hacíamos todo nosotros, pero es agotador… Ahora, como estamos… a este ritmo sí es factible…”

Aritza: “para nosotros el marketing es importante, hay muchos canales y nos gastamos bastante dinero. Ahora mismo, por ejemplo, haces una página con entradas de cine a un euro y, sin publicidad, nadie la va a ver hasta dentro de bastante tiempo… Si la ven…”

Pregunta Carlos: ¿con qué os quedáis del aprendizaje de todos estos años y algún consejo para formarse como un buen comercial?

“Hemos aprendido en el día a día y de gente que tenía más experiencia. Los mejores comerciales son los senior que se han peleado y han ido tocando de puerta en puerta vendiendo enciclopedias. Cada año vas aprendiendo cosas nuevas, el año pasado nos centramos en aprender sobre SEO (Search Engine Optimization)… Y sobre todo relaciones humanas y equipo… es lo que más aprendes: tener el ojo para formar el equipo adecuado”.

Azul Tejerina se despide dando las gracias a Deusto Alumni y a la Universidad de Deusto por una charla llena de aprendizaje.

Javier Cuñado, tras agradecer a los invitados y a la moderadora, comenta: “¡Me ha encantado! ¡Ha sido como el Club de la Comedia pero de emprendimiento. ¡Sin vosotros perdería el sentido!”. A renglón seguido, nos invita a disfrutar del vino tinto, txakoli, cerveza, refrescos y unos canapés junto a los Alumni presentes, amenizados por la música de la también Alumni y DJ Lorea Argarate, impulsora de proyectos innovadores, acompañada en esta ocasión por Eva Gutiérrez (ambas ex Tea Party).

Compártelo