David Fernández de Retana

Derecho 01

Law Alumni debe convertirse en el punto de encuentro que aglutine a todos esos profesionales del Derecho que estudiaron en las aulas de Deusto y están desperdigados por todo el mundo

El Presidente de Deusto Law Alumni, David Fernández de Retana (prom.01), explica cómo pertenecer al mismo permite estar en permanente contacto con Deusto.


Has mantenido una relación de muchos años con Deusto y estrechamente con Deusto Law Alumni y ahora formas parte de la Junta Directiva. ¿Por qué decidiste entrar a formar parte de la Junta como Presidente?

Tengo que precisar que antes de ser elegido presidente fui durante cuatro años vicepresidente de la Junta. En ese periodo hicimos una profunda reforma estatutaria, con una renovación muy amplia de sus miembros. Para mí fue un honor que el anterior Decano, José Luis Ávila, me propusiera entrar en la junta de la Asociación de Antiguos Alumnos de Derecho, que entonces él presidía. El trabajo que hizo José Luis por impulsar la asociación fue extraordinario. Ahora estamos inmersos en un proceso de modernización que ha alcanzado al nombre de la Asociación, que en cierto modo hemos hecho más “internacional”. Hemos cambiado también la imagen corporativa. El proceso seguirá con una nueva página web, la incorporación a la junta de nuevas personas y la puesta en marcha de nuevos proyectos. 2017 tiene que ser el año en que todo este trabajo se haga más visible y que muchos alumni que no se habían acercado a la Asociación no solo se acerquen, sino que se unan activamente a ella.

¿Qué relación mantienes con los alumni de Deusto Law Alumni?

Más que la que tenemos (utilizo el plural porque me refiero a toda la junta directiva y no solo a mí) me gustaría hablar de la relación que tendremos. Nuestros asociados son muy fieles: hay un considerable número de ellos que están con nosotros desde que la asociación se constituyó a principios de la década de los noventa. Pero sí que se ha echado de menos un dinamismo mayor, una mayor interrelación o networking. Con la puesta en marcha de la página web, y la presencia activa en las redes sociales eso cambiará creo que de forma radical. Para eso estamos trabajando y no tengo la menor duda de que lo conseguiremos.

¿Cómo está siendo este primer año como Presidente? ¿Qué cosas han sido más complicadas? ¿Alguna sorpresa?

Me gustaría tener argumentos para poder decir, porque suena muy efectista, que ha sido un año durísimo y que, pese a ello, hemos logrado, agotados, salir adelante… Pero la realidad es que la colaboración de la Asociación con la Facultad no ha podido ser más fácil; nos entendemos perfectamente con Deusto Alumni, que nos ayuda en el día a día con toda su infraestructura y, en fin, los que estamos en la junta conformamos un equipo bien alineado. Con decir que lo que mayor debate generó fue el tema del cambio de denominación (el empleo del vocablo inglés “law” no gustó a todos por igual) y que, tras exponer cada uno su opinión, adoptamos rápidamente un acuerdo por unanimidad, creo que todo está dicho. Tampoco ha habido ninguna sorpresa destacable.

¿Qué oportunidades presenta Deusto Law Alumni para los alumni de Deusto?

Yo creo que la principal oportunidad que presenta es que a los que estudiamos en Deusto nos permite seguir sintiéndonos Deusto. No digo que fuera de la Asociación uno no se sienta Deusto. Pero dentro de Deusto Law Alumni uno se siente más Deusto, comparte ese sentimiento de pertenencia con otros y, así, lo retroalimenta. Nuestros primos/hermanos de Deusto Business Alumni lo han hecho excepcionalmente bien, desde mucho antes que nosotros, y para muchas cosas son un ejemplo a imitar. Nuestro Alumni debe convertirse en el punto de encuentro que aglutine a todos esos profesionales del Derecho que estudiaron en las aulas de Deusto y están desperdigados por todo el mundo. La mayor parte se concentra en nuestro entorno geográfico más próximo, pero hay, por ejemplo, abogados de Deusto desarrollando carreras brillantes en otros países.

Profesor en la Facultad de Derecho de Deusto durante más de 10 años. ¿Qué significa esto para ti?

Significa que tengo diez años más que cuando empecé y que cada año veo cómo la edad del público se mantiene estable mientras la de uno avanza. Bromas aparte, el impartir clases te obliga a mantener permanentemente actualizados los conocimientos sobre la materia que impartes, lo cual no es poco. Pero, sobre todo, te permite estar integrado en la comunidad universitaria. Se ha dicho, con razón, que el éxito de Deusto debe mucho a que tradicionalmente ha abierto las puertas a los profesionales que, no teniendo como principal actividad la docente, llevan a las aulas el enfoque práctico de las distintas disciplinas jurídicas. Poder contribuir a que eso siga siendo así lo veo como un privilegio.

Compártelo