Juan Mari Aburto

Derecho 84

La Universidad supone hablar de presente pero, sobre todo, de futuro. Creo que los valores que nos puedan trasladar los jóvenes y la Universidad resultan trascendentales para construir el Bilbao del futuro

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, comparte con los Alumni de Deusto su visión y expectativas sobre la Villa, su paso por la Universidad y como le ha marcado en su carrera profesional.

¿Qué recuerdos tiene de su paso por Deusto y qué le ha aportado a lo largo de su carrera profesional?

Fue el comienzo de una época ilusionante en mi vida, nuevos horizontes, nuevos compañeros y compañeras, y una forma diferente de aprender y de trabajar.

La Universidad de Deusto me aportó un importante caudal de conocimiento y un ámbito relacional que mantengo a día de hoy y del cual me congratulo.

Fue también el despertar de mis inquietudes políticas, participé en diversos foros donde comencé a dar cauce a las ansias de participar en la mejora de la sociedad en la que me tocaba vivir.

En septiembre estuvo en la Universidad recibiendo a 400 estudiantes internacionales procedentes de 45 países que estudiarán en Deusto este curso. ¿Qué objetivos se marca Bilbao en su aspiración de convertirse en una ciudad universitaria?

En Bilbao tenemos tres Universidades, lo cual significa que el ámbito del conocimiento es importante. En su día se planteó que la Universidad, mayoritariamente, debía estar fuera de Bilbao (no fue el caso de la Universidad de Deusto), hoy creo que es necesario que la Universidad se desarrolle en un entorno urbano. Es en la ciudad donde se genera la innovación y la Universidad tiene que ser parte activa.

La Universidad aporta conocimiento y gente joven, son dos ámbitos en los que Bilbao desarrolla proyectos estratégicos. Es muy importante que seamos capaces de desarrollar nuevos proyectos universitarios en Bilbao y en eso andamos de la mano de las tres Universidades.

Creo además necesario que Bilbao y las Universidades deben ser cada vez más atractivas para los jóvenes de otras ciudades y países y que , además, puedan quedarse aquí para el desarrollo de sus proyectos profesionales y familiares. Bilbao, conocimiento y juventud.

Los jóvenes vascos tienen un nivel educativo superior a la media estatal, sin embargo, este diagnóstico positivo de la juventud vasca se quiebra cuando se analizan aspectos como el empleo, los salarios o la tasa de emancipación. ¿Qué planes tiene el Ayuntamiento para impulsar el empleo entre las personas jóvenes?

El empleo es mi preocupación prioritaria, dado que es el principal medio para poder desarrollar un proyecto personal, familiar y profesional. Necesitamos jóvenes con proyectos vitales en Bilbao, pero este es un tema muy delicado en el que, por responsabilidad, no quiero crear falsas expectativas. El empleo ni se crea ni se soluciona por decreto, es mucho más complejo. Son las empresas, el tejido empresarial quienes crean empleo. Por eso es necesario disponer de una ciudad que resulte atractiva para la inversión y para el desarrollo de proyectos empresariales. Es necesario que la ciudad esté bien preparada, que se genere un ecosistema en el que tengan presencia el conocimiento, la innovación, la incorporación de nuevas tecnologías, en definitiva, que las empresas vean un entorno competitivo por esas razones. No voy a negar que un sistema fiscal que favorezca los proyectos empresariales puede ayudar mucho.

Desde el Ayuntamiento tenemos una preocupación especial por apoyar el emprendimiento de los jóvenes con diversos programas de apoyo y asesoramiento, y un programa de auzofactories que sirva como incubadora de empresas. Resulta fundamental en este campo los acuerdos a los que hemos llegado con diversas entidades financieras para la financiación de los proyectos.

Estamos trabajando estrechamente con las tres universidades para que Bilbao sea una ciudad universitaria de verdad, lo cual puede actuar como tractor para jóvenes y empresas si somos capaces de hacerlo bien.

No hay que olvidar a sectores de la población que son más vulnerables y tienen mayores dificultades para su inserción en el mercado laboral. Aquí seguimos colaborando con Lanbide para desarrollar un Plan de Empleo Local cada año.

No nos olvidamos de la internacionalización de Bilbao como una apuesta que debe tener su incidencia en mejorar el atractivo como ciudad y, como consecuencia, mejorar el desarrollo de proyectos que incidan en la actividad económica y el empleo.

Finalizo con una apuesta clara por los sectores en los que tenemos que trabajar en el desarrollo económico de Bilbao: los servicios avanzados, la energía, las industrias creativas, las nuevas tecnologías y la economía digital, los congresos y el turismo.

‘Bilbao, Balioen Hiria’ (Bilbao, Ciudad de Valores), un proyecto novedoso a nivel europeo con el que se quiere dar nuevos pasos en la construcción de la ciudad desde el marco de los valores. ¿Qué contribución cree que pueden hacer los Alumni de Deusto en relación con la cohesión, integración y el desarrollo social de la ciudad?

Para mí es un proyecto ilusionante que creo que encaja perfectamente en mi visión de la política y de la “red publica”. No es fácil de explicar porque resulta un intangible. Pero creo que es fundamental que, como ciudad, nos planteemos cuáles son los valores que queremos compartir. Si somos capaces de ponernos de acuerdo en los valores y que, esos valores, sean el fundamento de nuestra estrategia de futuro, la ciudad va a ser mejor. Aspiro a que Bilbao sea reconocida en Europa por sus valores.

Para ese objetivo resulta fundamental la implicación del conjunto de sectores de la sociedad. La Universidad para mí es un sector vital, supone hablar de presente pero, sobre todo, de futuro. Creo que los valores que nos puedan trasladar los jóvenes y la Universidad resultan trascendentales para construir el Bilbao del futuro.

¿Cómo puede contribuir la Universidad de Deusto al Bilbao del futuro?

En primer lugar formando a los jóvenes con esos valores de los que hablamos y dotándoles del conocimiento necesario para afrontar los grandes retos que tenemos.

En segundo lugar, transformando parte de ese conocimiento en proyectos de emprendimiento que generen oportunidades de empleo para la gente.

En tercer lugar, siendo un agente activo en el desarrollo de la ciudad, aportando su visión, colaborando con diversas áreas en el desarrollo de estudios y proyectos para la mejora de nuestra villa, poniendo las mejores prácticas conocidas en el mundo al servicio de la ciudad.

En cuarto lugar, mejorando su atractivo para ser lugar de estudio para jóvenes de todo el mundo que, tras concluir sus estudios, también pueden desarrollar aquí sus proyectos vitales y profesionales.

Finalmente, incrementando su presencia en la ciudad con nuevos grados, masters, etc., haciendo que Bilbao sea una ciudad universitaria de verdad.

En definitiva, trabajando juntos.

¿Qué recomienda a los alumni que se incorporan ahora al mercado laboral?

Es una pregunta muy difícil de responder pero lo voy a intentar.

Yo les diría que se comprometan con responsabilidad en el proyecto que comienzan, que no escatimen esfuerzos, que tengan una actitud muy abierta, que trabajen en equipo.

Les pediría también que no dejen de formarse, es necesario estar siempre mejorando nuestro conocimiento, pero también nuestras habilidades y capacidades.

Les aconsejaría que ejerzan su disposición a adaptarse a situaciones nuevas, a cambios constantes, pero sin renunciar a los valores y a los principios.

Finalmente les diría que hay veces que es necesario tener una capacidad grande para enfrentarse a la frustración, que no renuncien a la primera, que confíen en sus fuerzas y capacidades y que crean en sí mismos.

Compártelo